Tepic, Nayarit, domingo 05 de julio de 2020

Salimos de Guatemala, y entramos a Guatepeor

Oscar González Bonilla

22 de enero de 2020

“Ahora resulta que cuando estábamos peor, estábamos mejor”, suelta Luis Alberto Bravo Mora con la expresión de congoja en su rostro, esta ocasión un tanto marchito por la enfermedad que lo postró en cama de hospital durante ocho meses.

Pese a ello, el director de escena, oriundo de Santiago Ixcuintla, no declina en su propósito de forjar actores nativos y en consecuencia materializar puestas en escena de manera constante que tienen presentación al público en el foro montado al fondo de la casona de la calle Morelos casi esquina con Ures en Tepic, asiento del Laboratorio de Arte Teatral y Escénico de Nayarit (LATEN) y TITUBA.

Es mayúscula la desatención que el Gobierno del Estado ha tenido para los creadores de arte en nuestra entidad. Hay falta de incentivos para promotores de la cultura, se han cerrado espacios para la manifestación de danza y teatro, entre otros. La actual afectación a la cultura es en general, afirma Luis Bravo. Dice que hasta hoy no ha habido explicación oficial sobre lo que pasó con la Compañía Estatal de Teatro que tenía como sede el importante foro “Rodolfo Amezcua del Río”. Se perdió ese espacio.

Hay desconocimiento absoluto sobre la cantidad del presupuesto estatal dedicado a la realización de actividades culturales y arte. “Lo que sí sabemos es que al compadre le adjudicaron tal proyecto, que al amigo lo tienen trabajando…

Al mismo tiempo Luis Bravo sostiene no recibir apoyo económico. Argumenta, por ejemplo, que en el gobierno de Roberto Sandoval no sólo no recibieron financiamiento, sino “fue una terrible cacería para el arte, para la agrupación TITUBA, para tu servidor. Aquellos por lo menos te atacaban de frente, pero estos ni eso, son cobardes”.

“La barbarie que se cometió en el sexenio de Roberto Sandoval, hoy se ha superado. No hay programas: dónde está PECTA, dónde está Desarrollo Cultural en los municipios, no hay un solo programa creado por el CECAN. Creímos que el titular de esta dependencia por siempre con actividad de años en las artes escénicas haría un trabajo benéfico, yo mismo me entusiasmé, y resulta que no es así. Los mismos vicios que evitan el desarrollo del arte y la cultura de la UAN se trasladaron al CECAN. Pareciera que “El Pelón” Hernández controla el CECAN, de igual manera como durante años ha tenido injerencia en Difusión Cultural de la universidad. Es una réplica: los beneficios para los compadres, la familia, los amigos”.

Advierte Bravo que entre los creadores de arte no hay quien se ponga la camiseta para llegar hasta el gobernador y plantearle necesidades urgentes, prioritarias, tan importantes como salud y seguridad pública. “Si no le invertimos a la cultura seguiremos siendo un estado con retraso de más de 60 años en desarrollo. Hay que ver lo que pasa en la UAN, la corrupción en la universidad es culpa de todos nosotros. Yo fui universitario, te hablo de hace 20 años, y sabíamos lo que estaba pasando, y que hicimos para detener eso: nada. Lo permitimos y lo seguimos permitiendo”.

El también fundador del Festival de Letras en Tepic reflexiona: La situación económica actual está muy difícil. A través de los años hemos recibido educación, nos han formado, para ser apáticos, para no ser solidarios, para con la última gota de sudor cuidar el pequeño hueso que tengamos. Si alguien (promotor de cultura) ahorita recibe un apoyo o tiene la promesa, lo que es peor, que lo apoyarán, de ninguna manera asistirá a reunión donde se ponga en tela de juicio el trabajo del CECAN. No lo hará.

Comento al director de escena que debe ser para él muy difícil mantener en  buenas condiciones materiales el edificio sede de su trabajo artístico. Ello se puede constatar con tan sólo ver la fachada de la casona.

-“Es muy difícil. Si a ello le sumamos que tuve ocho meses de inactividad, entonces la situación se vuelve todavía más difícil. La última persona que nos apoyó, la verdad gracias a él surgió este lugar, fue Sergio Eugenio García Pérez cuando estuvo como director del CECAN y luego como secretario, el único secretario, de Cultura del gobierno del Estado. De ahí en fuera no hemos tenido ningún apoyo para mantenimiento y desarrollo de este espacio, muy a pesar que hemos ofrecido diplomados, talleres, en fin, muchísimas actividades en pro y desarrollo del teatro y la cultura en general. No solo nos hemos enfocado a la actividad teatral, hemos asumido muchas actividades que CECAN ha desdeñado. Vienen en busca del apoyo aquí y se encuentran con un espacio de puertas abiertas, porque nuestro trabajo está encaminado al desarrollo del artista y en beneficio de la comunidad”.

-Física como moralmente le ha afectado esta dramática situación, pero al parecer no se arredra, existe voluntad de seguir adelante.

-Fíjate que me deprimía, me encabronaba. (La enfermedad) Pero algo ocurrió en mí que me hizo cambiar la perspectiva de mi vida. Ahora no me molesta. He aprendido que, dijera Ney González, los tiempos traen tiempos. Todo gira, todo cambia. Ojalá me corresponda ver un cambio que traiga beneficios a la cultura, ya no lo pido para el teatro, a la cultura y me toque verlo.

¿Me afectó en la salud? Sí me afectó. ¿Me ha afectado en lo laboral y en mi manera de pensar? También. Además en mi forma de desenvolverme. Pero hemos ganado muchas cosas, no sólo para mí, sino para el teatro y la cultura.

-¿Cuáles son esas cosas que se han ganado?

-Trato digno para los teatreros. Por lo menos en las muestras estatales en la materia se ha logrado que los grupos tengan su paga por función.

Que fuera un tanto más democrática la aplicación de los programas como teatro escolar. Que regresara a Nayarit el teatro escolar después de muchos años de castigo.

Asistir de nueva cuenta a las muestras nacionales por méritos propios de los grupos de teatro, y no como antes se hacía. Los grupos ahora van y se ganan un lugar. Claro, el año pasado volvimos a caer en los mismos vicios de siempre.

Luis Bravo alude al trabajo desarrollado por el Instituto de Arte y Cultura municipal que él presidió por espacio de cinco meses cuando Leopoldo Domínguez fue alcalde de Tepic (2014-2017) para indicar que entre esos nuevos espacios alcanzados se encuentra la Casa de la Cultura, “misma que es una tristeza ver en las condiciones de abandono en que se encuentra por parte del actual Ayuntamiento de Tepic”.

“Los talleres de la plástica en las ruinas de Jauja, espacio hermoso, también abandonados a su suerte. La Cineteca Municipal, allí está sin que la administración de Javier Castellón haga nada. Y así, es larga la lista de ineptitudes del municipio”.

-Pero usted cuenta con suficiente enjundia para seguir adelante.

-Sigo produciendo. Continúo trabajando. Formando gente. En la actualidad tenemos la fortuna de que hay varios muchachos profesionalizándose en la Ciudad de México, como en el CUC de la UNAM, en la Escuela Nacional de Arte Teatral, Casa Azul, Casa del Teatro, en fin, en varias instituciones. Otros, ya profesionales, trabajan y les va muy bien. Es gente que ha salido de aquí, emigran porque en nuestra entidad no hay oportunidades.

Afectado de pancreatitis, el maestro Luis Alberto Bravo Mora se aventó seis meses encamado y dos más en rehabilitación. En ese tiempo perdió su plaza de maestro en CONALEP-Tepic acusado de Polista, es decir, afecto a Polo Domínguez (cuando ello dice, Bravo ríe con ganas).

“La que entonces fungía como directora me llamó por teléfono para acusarme que trabajaba para Polo, que a poco pensaba que ella no sabía. Y luego desplazó una serie de tonterías. Vinieron muchas llamadas, una tras otra. Enseguida se afectó mi salud. Problemas con el páncreas. Decaí, y entonces vas pa’ fuera. De esto hace año y medio.

Hubo amigos de Bravo que al gobernador Antonio Echevarría García informaron sobre su difícil situación de salud y laboral. El mandatario prometió la reinstalación en CONALEP y además incorporarlo al CECAN. No cumplió su palabra, sostiene el director de escena.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina