Tepic, Nayarit, miércoles 26 de febrero de 2020

La gratuidad en los servicios médicos afecta intereses económicos

Sergio Mejía Cano

22 de enero de 2020

Se dice por lo regular que no se deben de hacer cosas buenas que parezcan malas, así como que no se debe de hacer algo sin el sustento debido o mejor dicho: que una casa no se construye sin los cimientos debidos tal y como pudo haber sucedido con el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), cosa que han aprovechado desde el primer momento a quienes no les cayó nada bien la implantación de este nuevo programa de salud para la mayoría de la población mexicana que no cuenta con seguridad social.

Sin embargo, poco a poco se ha ido aclarando el panorama en cuanto a lo que significa en realidad este replanteamiento para que las clases menos favorecidas en todos los sentidos ahora sí tengan un verdadero servicio para su salud; y desde luego que no es cuento ni sueño guajiro y mucho menos romanticismo, ya que en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de este martes 21 del presente mes se despejaron las dudas al respecto. El problema es que obviamente que siguen y seguirán habiendo resistencias precisamente porque tal y como se informó, ahora se vuelven a centralizar los gastos para la compra de medicamentos e insumos para el Sector Salud, y esto es lo que parece ser que ha incomodado a mucha gente que, tal y como se afirmó en la conferencia mañanera, se sabe que hay enormes diferencias en los precios de los medicamentos que adquiere cada entidad del país, y esto es lo que se está regulando porque no es posible que un medicamento que en algún estado se factura a 7 pesos en otras entidades el mismo producto se llegue a facturar en 250 pesos o hasta más.

Esto desde luego que es una anormalidad muy palpable; pero, ¿por qué hay disgusto por esto? Pues obviamente por la diferencia de precios en donde posiblemente como ya no podrán inflar los precios y ahora el gobierno federal será el que los compre y pague, ya no dejará manotear a intermediarios que, como se ha dicho, era una costumbre ya muy arraigada.

Pero al parecer no nada más estos intermediarios son los inconformes con que se haya implantado el INSABI y que por lo mismo se haya desaparecido el dichoso Seguro Popular, que por cierto debe de estar afectando muchos intereses económicos, ya que no dejan de escucharse gritos estentóreos al respecto, tal y como si a alguien lo hayan aventado al Mar sin saber nadar y sin salvavidas; y no existe explicación para que ahora salgan tantos defensores del Seguro Popular, porque hay infinidad de testimonios entre los afiliados a este programa que señalan su inconformidad por el mal servicio que siempre recibieron de este Seguro Popular y más, porque en sí, no era totalmente gratuito tal y como se ha dicho que lo será en INSABI.

También existe la posibilidad de que entre los que se podrían sentir afectados con la implantación del nuevo programa de salud para los mexicanos sean los empresarios de los seguros médicos que tal vez estén sopesando la posibilidad de que los que han adquirido estos seguros médicos los dejen de pagar si es que el INSABI abarcará de todo a todo y no nada más como se ha informado últimamente de que solamente dos niveles, sino hasta el tercero y todo lo demás, y que todo será totalmente gratuito. Así que ahí podría estar el temor de los dueños de las compañías de los seguros médicos, porque tal vez sus clientes al ver la gratuidad del Sector Salud para los que no cuenten con ningún tipo de seguridad social, se vayan a atender en la misma forma así cuenten con los medios suficientes para pagar atención médica privada; y más, porque tal y como se ha afirmado por parte del gobierno federal, el servicio de salud será de primer nivel para todos los mexicanos porque se fortalecerán clínicas y hospitales, así como la contratación de médicos especialistas para todo tipo de enfermedades; así que entonces ¿para qué tener que pagar un seguro médico si públicamente podrían estar igual o mejor atendidos en cuestión de salud?

Aunque también se oyen voces de que en este sentido de la gratuidad de los servicios de salud, habrá empresarios e inversionistas que no querrán afiliar a sus trabajadores al IMSS porque para qué, si ahí está el INSABI en donde se podrían atender médicamente y que por eso, ya no tendrían que afiliar a sus empleados; sin embargo, desde luego que es algo muy diferente porque el Sector Patronal ya tiene muy bien definidas sus obligaciones para la Clase Trabajadora, y el INSABI está diseñado para los mexicanos que no cuenten con esa seguridad social.

Sea pues. Vale.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina