Tepic, Nayarit, domingo 27 de setiembre de 2020

La incomprensión de la 4t del presidente López Obrador

Octavio Camelo Romero

07 de agosto de 2020

En la era del covid-19 se hace necesario hablar, y hasta cierto punto esclarecernos, el significado y la representatividad del proyecto andrésmanuel-lópezobradorista de la “Cuarta Transformación” simbolizada como 4T, porque no falta quién lo quiera ver como un proyecto académico, otros como un proyecto formal con todas las formalidades que esto implica, alguien más lo quiere ver como proyecto de partido, etc., etc. Pero en realidad ¿Qué es la 4T? El proyecto político de Andrés Manuel López Obrador. Y en tanto político, el proyecto transformador de su gobierno como Presidente de México y, el proyecto político del líder de los mexicanos. Este proyecto se mueve en varias dimensiones; en cuanto proyecto de gobierno, por lo menos se vislumbran dos dimensiones, la moralización del Estado Mexicano y la desaparición de la desigualdad político-económica de la población. Las pretensiones y programas del Gobierno de la República se mueven entre estas dos dimensiones. La moralización del Estado implica acabar con la corrupción, revertir la tendencia de ver al Estado como instrumento al servicio exclusivo de los capitalistas, acabar con la impunidad, acabar con los fraudes económicos, políticos y electorales, etc. La desaparición de la desigualdad político-económica de la población implica la existencia de todos los programas sociales del Gobierno, la idea de hacer un gobierno para toda la población, no para una clase social en especial, etc.

El no tener claridad sobre la 4T como proyecto político de Andrés Manuel López Obrador ha llevado a varios a criticar y hasta juzgar de incongruente al Presidente de México por el supuesto rescate financiero a los bancos a través de la ley que obliga al gobierno a financiar  el 100 por ciento del pago de las afores de más del 95 por ciento de los trabajadores del país. Y por el otro lado con el convenio con las televisoras privadas para la educación a distancia. Se concibe esto como rescate financiero a la banca en México y a las televisoras privadas y no como una acción política del líder de los mexicanos.

Acabar con el fraude electoral no es tan sencillo. Los mapaches garantizan un cierto porcentaje de votos en condiciones de abstencionismo. La única forma de derrotarlos es con una votación copiosa el día de la jornada electoral. Y el INE se ha convertido en el instrumento justificador del fraude electoral. En la actualidad hace falta elegir a dos gobernadores que, a causa del covid-19, no se han llevado a cabo las elecciones locales. Pues el INE está convocando a elecciones a sabiendas que la población no va a acudir a las urnas por temor de contagiarse con el coronavirus. Pero eso es precisamente lo que pretenden cierta pandilla incrustada en el INE para realizar el fraude a favor de su candidato. Independientemente de que MORENA y el PAN coincidan en oponerse a esa elección en fecha reciente, la realidad es que con este INE es difícil acabar con el fraude electoral. Ni los cuatro nuevos consejeros pudieron con la pandilla. La corrupción como sistema de gobierno incluía al fraude electoral como instrumento para acomodar a las pandillas políticas en puestos de elección popular. Por eso, la lucha contra la corrupción incluye la lucha contra el fraude electoral y el rescate del INE de esa pandilla de fraudeadores político-electorales. En fin.

Comentarios

© Copyright 2020 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Comercio & Empresa
Precio Gasolina