Tepic, Nayarit, jueves 05 de diciembre de 2019

El capitalismo agrario y la constitución moral de López Obrador

Octavio Camelo Romero

06 de Noviembre de 2018

La propuesta del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, de dotar a los mexicanos de una “Constitución moral” no se contrapone con el inexistente Estado de derecho, pues siendo un país de leyes, éstas no se cumplen a cabalidad, por eso la existencia de la corrupción, de la violencia, de la impunidad y de la injusticia, las cuales son una constante en la vida nacional.

La moralidad se expresa a través de un conjunto de normas éticas y cívicas que permitan una convivencia en condiciones de vida digna. Se trata de fomentar tanto en el hogar como en la escuela virtudes y valores. Se dice que los valores permiten a los humanos conducirse por el camino del “bien”. Y los valores cívicos son básicos para la vida en colectividad siguiendo el “bien común”. Sin embargo no todas las personas se manejan con esta moralidad provocando el rompimiento de estas normas morales.

Un pensamiento crítico y autónomo es aquel que cree en la honestidad, en la igualdad, en la libertad, en la solidaridad, en la tolerancia, en la equidad, en el respeto, en el diálogo, en la ciencia, en el medio ambiente, en la humanidad, etc. Y se supone que la moralidad coadyuvará en la construcción de tal pensamiento. Por eso valores como el amor, la verdad, la bondad, la libertad, la paz, la felicidad, etc., son fundamentales para la conducta humana.

Sin embargo, ¿Cómo encaja en la Constitución Moral la explotación de los asalariados, el despojo de los ejidatarios y de los indígenas, el despojo de los derechos sociales de los mexicanos, el despojo de los bienes de la Nación, el despojo de la tranquilidad de los ciudadanos, etc.?

Las reformas al artículo 27 constitucional en 1992, junto con la abrogación de la Ley Federal de Reforma Agraria, no sólo cancelaron el reparto agrario sino que convirtieron a la tierra, al suelo de los campesinos e indígenas en una mercancía más que en un derecho. Con estas y otras Reformas Estructurales se entierra el espíritu de la Revolución Mexicana y se implementa el Estado Neoliberal Mexicano. Desaparece todo vínculo moral revolucionario y aparece el capital transnacional y mexicano para por desposesión de los ejidatarios e indígenas, desarrollar la acumulación capitalista en la agricultura nacional.

El pasado 23 de octubre del presente año, el senador Ricardo Monreal, en nombre del grupo parlamentario de Morena, presentó una iniciativa que contempla la abrogación de la actual Ley Agraria y la expedición de la Ley para el Desarrollo Agrario. Se dice que la iniciativa de reforma tiene como fin armonizar las disposiciones legales en materia agraria con las reformas estructurales en materia energética y de hidrocarburos, así como con las concesiones mineras, de aguas y de bienes nacionales.

Sin embargo, el capitalismo en general y el capitalismo agrario mexicano sustentado por el neoliberalismo en el despojo de los bienes y derechos de los connacionales, tienen una moralidad contraria a la anunciada por López Obrador. Por ello es relevante la interrogante: ¿Cómo se conjugan ambos intereses antagónicos? O ¿Tan solo se trata de una moralidad capitalista trasnochada? En fin.

Comentarios

© Copyright 2019 Nayarit Altivo. Todos los derechos reservados.
Tepic, Nayarit. México
Director General: Oscar González Bonilla
Desarrollo Web — acido.mx
Precio Gasolina